Recetas fitness fáciles
Home » » Pechugas de pollo Hasselback

Pechugas de pollo Hasselback

Written By Laura Martínez on 30 sept. 2016 | 20:48



Ingredientes:


  • 2 pechugas de pollo enteras (sin filetear)
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharada de orégano
  • 1/2 cucharada de albahaca
  • Pimienta blanca mólida
  • 2 dientes de ajo
  • 1 limón
  • Sal
  • Queso rallado (opcional)

Preparación:


  1. Precalienta el horno a 180º.
  2. Haz unos cortes transversales en la pechugas de 1cm de grosor aproximadamente.





     3. Exprime el limón, y pica los dos dientes de ajo.
     4. Mezcla en un bol el aceite, el orégano, la albahaca, la pimienta, el jugo de limón, los ajos y la sal, y remueve bien.



     5. Con la ayuda de un pincel de silicona, unta las pechugas de pollo con la mezcla anterior. Abre cada lámina de pechuga para que se impregne bien la mezcla.
     6. Pon las pechugas en una bandeja para horno. Recuerda que para que no se pegue puedes untar la bandeja con aceite, o usar papel de horno, como he hecho yo.



     7. Hornea las pechugas a 180º durante 20min aproximadamente (el tiempo dependerá del grosor de tu pechuga).
     8. 5min antes de que terminen de hacerse, espolvorea queso rallado por encima y hornea hasta que se derrita y tueste ligeramente.



     9. Sirve cada pechuga en un plato y listas para degustar.



Consejos nutricionales:


   Hace unos meses os enseñé a cocinar unas "Patatas Hasselback con mozzarella light", una manera diferente y saludable de cocinar las patatas, y hoy os enseño el mismo tipo de preparación pero con pollo. Con esto quiero enseñaros que podemos cocinar de la misma manera, pero variando el ingrediente principal, consiguiendo así una alimentación más variada y nutritiva. Como veis, no necesitáis ser unos "chefs" para elaborar mis recetas.


   Composición nutricional de una ración de "Pechugas de pollo Hasselback":


   La receta de hoy es perfecta para gente que quiere bajar grasa corporal, pues nos aporta muy pocas calorías y carbohidratos, y es muy rica en proteínas. Podemos acompañarla con una ensalada, si nuestro objetivo es bajar de peso, o con unas patatas asadas, si queremos mantenernos o ganar volumen. Además, si optáis por no añadir el queso, la receta será mucho menos calórica.






SHARE

About Laura Martínez

0 comentarios :

Publicar un comentario