Recetas fitness fáciles
Home » » Pollo al horno con salsa de yogur y nueces

Pollo al horno con salsa de yogur y nueces

Written By Laura Martínez on 9 oct. 2016 | 9:46




Ingredientes (Para 1pers.):


  • 3 jamoncitos de pollo (
  • 1/2 limón 
  • 1 yogur natural desnatado sin edulcorar
  • 1 puñado de nueces (unos 15gr)
  • Pimienta blanca molida
  • Perejil
  • Albahaca
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • 2 cucharada de aceite


Preparación:


  1. Con la ayuda de un mortero aplasta las nueces hasta que queden echas migas.
  2. Pica el perejil y el diente de ajo muy finito.
  3. Mezcla en un bol, el yogur, el zumo de limón, las nueces machacadas, la pimienta blanca molida, el perejil picado, la albahaca, el ajo, 1 cucharada de aceite y la sal a vuestro gusto. Os aconsejo probar la salsa por si necesita más sal.
  4. Pon el pollo en el bol e impregnarlo bien con la salsa de yogur.



     5. Tapa el bol con papel film y deja que se macere en la nevera durante 30-40min aproximadamente.
     6. Precalienta el horno a 180º.
     7. Pasado el tiempo, añade la otra cucharada de aceite en un bandeja de horno y esparce con la ayuda de un pincel de silicona.
     8. Coloca los mulos de pollo en la bandeja de horno, añadiendo un poco de la salsa de yogur por encima (no es necesario añadir toda).


     9. Hornea a 180º durante 40-45min, dependiendo del grosor de tus mulos de pollo.
   10. Una vez pasado el tiempo, comprueba que están en su punto y sirve caliente.



Consejos nutricionales:


      Una receta fitness para celebraciones especiales, pues es un plato saludable y con un toque especial que les encantará a tus invitados. Puedes acompañarlo con las típicas patatas asadas o con una ensalada, si prefieres que el plato sea más ligero, a tu elección.




   Composición nutricional de una ración de "Pollo al horno con salsa de yogur y nueces":



   Hoy tenemos un plato algo más calórico de lo normal en este blog, pues los muslos de pollo están cocinados con su propia piel. En la piel es donde se concentra la mayor cantidad de grasa, en este caso saturadas, pero a menos que llevemos una dieta muy, muy estricta, no tenéis que eliminar la piel, pues nuestro organismo también necesita grasas saturadas, y las del pollo pueden ser una muy buena opción. Lo bueno de esta receta es su bajo contenido en carbohidratos, perfecta para dietas cetogénicas.


 





SHARE

About Laura Martínez

0 comentarios :

Publicar un comentario